Código de Buen Gobierno

1. DEFINICIÓN

El Código Ético y de Buen Gobierno es un compromiso que asume la Fundación Impuls como organización de carácter social de naturaleza fundacional privada sin ánimo de lucro, independiente de cualquier empresa o entidad, que recoge un conjunto de valores y principios generales de actuación, los cuales conforman los pilares básicos de la responsabilidad social, así como las mejores prácticas en materia de gobernanza de la Fundación, que complementen las disposiciones estatutarias vigentes en cada momento.

2. FINALIDAD

Este Código tiene como finalidad marcar unos fundamentos y unas pautas de conducta esenciales que sustenten de forma eficaz la toma de decisiones en el sí de la Fundación, a la vez que fija criterios para el comportamiento de sus miembros de gobierno y de los suyos profesionales en aquello que tenga que ver con la entidad.

La pretensión en todo momento debe ser la de hacer las cosas actuando no solamente desde el estricto cumplimiento de la legalidad vigente, sino además de manera justa, íntegra y éticamente impecable, generando una corriente de comportamientos y actitudes que refuercen la reputación social e institucional de Impuls.

3. ÁMBITO DE APLICACIÓN

Los contenidos de este Código son de aplicación, con carácter general, a todas las personas que forman parte directa de la entidad, tanto a raíz de un vínculo laboral o formando parte de sus órganos de gobierno y ejecutivos, y deberán de exigírsele también en las relaciones externas con proveedores, colaboradores, usuarios y beneficiarios de las actividades de la Fundación.

4. MISIÓN y VISIÓN

La Fundación Impuls es una entidad sin ánimo de lucro, de ámbito internacional pero con especial incidencia en Cataluña, que tiene como objetivo garantizar la libertad de educación. IMPULS facilita el acceso a la escuela de iniciativa social – donde la familia y los valores son los principales actores – a todas aquellas personas que su situación social o económica no se lo permite.

Contribuir en la mejora de la sociedad a través de la investigación en materia educativa, el reconocimiento al papel del profesorado y la cooperación internacional con proyectos educativos en países en vías de desarrollo. Desarrollar, promover y/o dar soporte a experiencias pedagógicas de calidad, tanto públicas como de iniciativa social. Constituirnos como una organización referente e innovadora en el ámbito educativo.

5. VALORES

  • Humanismo

    Queremos poner a las personas en el centro de cada actividad -beneficiarios, voluntarios y profesionales- y orientar el servicio a los otros como medio para contribuir en la mejora de la sociedad y al progreso de toda la Humanidad.

  • Solidaridad

    Orientamos nuestras actividades a la mejora de la educación, de manera desinteresada, ya que la consideramos el verdadero motor del cambio social y catalizadora del futuro de nuestra sociedad. Favorecemos el acceso a la educación y la pluralidad educativa, el intercambio de experiencias y las buenas prácticas en el aula, la ayuda mutua y la cooperación entre profesionales.

  • Responsabilidad

    Actuamos con rigor y eficiencia en la aplicación de los recursos de los que disponemos para garantizar el cumplimiento de nuestra misión y nuestros fines fundacionales.

  • Profesionalidad

    Favorecemos el desarrollo personal y profesional de todos los implicados en nuestra organización, profesionales, voluntarios y órganos de gobierno, para asegurar la consecución de nuestros objetivos.

  • Innovación

    Promovemos el análisis de las metodologías didácticas y la investigación de nuevas formas de afrontarlas y mejorarlas como clave para el desarrollo y la adaptación al cambio que requieren los nuevos retos en educación. Apoyamos la formación continuada de los profesionales de la educación, el papel que juegan en este proceso las nuevas tecnologías y la necesidad de construir conocimiento de forma colaborativa.

  • Inclusión

    Queremos una educación de calidad para todos sin excluir ningún colectivo, que se adapte a la singularidad de cada persona con sus necesidades, su manera de ser, sus capacidades y circunstancias como base para garantizar la igualdad de oportunidades.

6. PRINCIPIOS DE ACTUACIÓN

  • Respeto a las personas e imparcialidad

    La Fundación velará de forma activa por el respeto de los derechos fundamentales de todas las personas, garantizando la no discriminación con aplicación tanto al personal propio, como a su relación con cualquier grupo de interés. Las relaciones jerárquicas deben ser respetuosas y se velará para que no se produzca abuso de poder o de autoridad en su ámbito, procurando en todo momento un clima de trabajo positivo. También se promoverán mecanismos para favorecer la conciliación de la vida familiar, personal y laboral, así como los que favorezcan la igualdad de oportunidades al acceso al trabajo y a la promoción profesional… No serán toleradas conductas violentas, ofensivas, abusivas o irrespetuosas ni cualquier actitud que atente contra la dignidad de las personas.

  • La integridad y honestidad

    Impuls mostrará con honestidad y claridad su identidad y forma de proceder, bajo el principio rector de la transparencia que debe guiar sus relaciones con las autoridades supervisoras y con sus órganos de gobierno en el entorno en el que desarrolle su acción social. Sus actuaciones deberán basarse en un conocimiento y procedimiento que evidencie sus propósitos, manteniendo el más alto nivel de integridad, aplicando criterios objetivos en la toma de decisiones, y sin vinculaciones que puedan interferir en la gestión de los intereses objeto de la actividad social o institucional de la Fundación. La contratación de proveedores se debe realizar en un marco de libre competencia y al margen de cualquier vinculación o interferencia ajena a los intereses de la Organización. Sin perjuicio de las condiciones económicas y técnicas, las relaciones de colaboración con los proveedores deberán de generar valor por las dos partes. Impuls quiere garantizar la integridad física y moral de sus trabajadores/colaboradores, con condiciones de trabajo que respeten la dignidad individual, las normativas de comportamiento propias de la buena educación y ambientes de trabajo seguros y saludables.

  • El retorno social

    La Fundació debe destinar al cumplimiento de los fines fundacionales al menos el setenta por ciento de las rentas y otros ingresos netos anuales obtenidos. El resto lo debe destinar al cumplimiento diferido de las finalidades o bien al incremento de sus fondos propios. El patronato debe aprobar las formas de aplicación de este remanente. Los donativos y los otros recursos obtenidos que se destinen a incrementar la dotación y los resultados obtenidos por alienaciones de los bienes o de los derechos respecto a los cuales los Estatutos Sociales establecen el deber de reinversión no entran en el cálculo del porcentaje que establece en el párrafo anterior. Si la Fundación recibe bienes y derechos sin que se especifique la destinación, el patronato debe decidir si se tienen que integrar en la dotación o deben aplicarse directamente a la consecución de los fines fundacionales. La aplicación de al menos el setenta por ciento de los ingresos al cumplimiento de las finalidades fundacionales, se debe hacer efectiva en el término de cuatro ejercicios a contar del inicio del siguiente al de la acreditación contable. Impuls elaborará anualmente un balance social de las actividades llevadas a cabo durante el ejercicio, elaborado de tal forma que permita conocer y evaluar la adecuación de los resultados alcanzados a las finalidades fundacionales.

  • La confidencialidad y transparencia

    Con carácter general, las personas sujetas a este Código deben guardar secreto respecto a los datos e información no públicas que conozcan como consecuencia del ejercicio de su actividad profesional tanto si proceden o se refieren a Impuls, a su personal, a miembros de sus órganos de gobierno o a terceros. Esta obligación de secreto persiste incluso una vez acabada la relación con la Organización. Transparencia y confidencialidad son valores complementarios, de manera que las personas que trabajan en Impuls deben ser transparentes en la gestión y a la vez guardar confidencialidad de todo lo que se relacione con los usuarios y los beneficiarios de la actividad social o de la dinamización económica y laboral. Esta información es objeto de la más absoluta reserva y sólo podrá ser facilitada en los casos en que sea requerida en virtud de mandamiento legal o judicial. El acceso a estos datos sólo se justifica por motivos profesionales o por acuerdos contractuales y su custodia y utilización debe realizarse garantizando su derecho a la intimidad y con estricta observación de lo que establezca la normativa vigente, en cada momento, sobre protección de datos de carácter personal. Sin perjuicio de la publicidad que sea legalmente exigible, relativa a remuneraciones, evaluaciones profesionales y datos de carácter médico de empleados, patronos y directivos, este tipo de información será tratada con especial cuidado, aplicando todas las medidas de seguridad necesarias.

  • La responsabilidad

    Las personas sujetas al Código deben orientar su capacidad técnica y profesional en llevar a cabo su actividad en la Fundación. Se responsabilizarán de alcanzar la capacitación necesaria para obtener el mejor rendimiento en el ejercicio de sus funciones, las cuales priorizarán, salvo autorización expresa. Una actuación profesional responsable se concreta en el compromiso con la Fundación, sus finalidades y sus valores, en el desarrollo personal y profesional, en la protección y buen uso de los recursos de los que dispone, en el tratamiento adecuado y restrictivo de los datos de carácter personal y en la colaboración activa en la implantación y observación de las medidas preventivas de seguridad y salud laboral.

  • La legalidad

    Se deben cumplir tanto las disposiciones generales como la normativa interna. Es obligación de toda persona directamente vinculada con la Fundación poner en conocimiento del correspondiente órgano competente –el Patronato- cualquier irregularidad o ilegalidad de las que tenga constancia. El respeto a las exigencias legales se extiende también al seguimiento de las recomendaciones y procedimientos establecidos o que puedan establecerse para conservar el medio ambiente, reducir todo impacto que le sea nocivo, y contribuyendo a un progreso sostenible garantizando a las futuras generaciones un entorno próspero y saludable.

7. NORMAS DE CONDUCTA

Las personas y/o colectivos usuarios y beneficiarios son los destinatarios de la actuación de Impuls. En clave externa, la relación con estos y los servicios prestados y, en clave interna, las personas sujetas al Código, propiciarán conductas y actuaciones que refuercen los valores y principios de la Organización.

  • Conflicto de intereses

    Existe conflicto de intereses cuando la imparcialidad de la actuación de las personas sujetas pueda estar comprometida y pueda derivar en un menosprecio de los intereses de un usuario o de la Fundación. Por tanto, las personas sujetas al Código deben informar al Patronato de las vinculaciones, económicas o no, que puedan implicar conflicto de interés y defenderán siempre el interés general de la Organización, anteponiéndolo a cualquier interés personal, sectorial o de otras entidades, quedando sujetas en todo caso a aquello previsto en la normativa de aplicación en cuanto al conflicto de intereses y, en particular, a la regulación prevista en el libro tercero del Código civil de Cataluña. En cualquier caso, los miembros del patronato y las personas que se equiparan:

      • Deben de abstenerse de participar en todo tipo de negocios y actividades financieras que puedan comprometer la objetividad en la gestión de la Fundación.
      • No participarán en la toma de decisiones respecto a las cuales puedan resultar beneficiarios, directa o indirectamente.
      • Los patronos y las personas que se equiparan sólo pueden realizar operaciones con la fundación si queda suficientemente acreditada la necesidad y la prevalecencia de los intereses de la fundación sobre los particulares del patrono o persona equiparada. Antes de llevar a cabo la operación, el patronato debe adoptar una declaración responsable y la tiene que presentar al protectorado junto a la documentación justificativa pertinente, de acuerdo con lo que dispone el libro tercero del Código civil de Cataluña.
      • Durante el año siguiente al cese como patrono no podrán desarrollar servicios en empresas o sociedades privadas participadas por la Fundación, excepto en el caso de que esta relación existiese con anterioridad.
      • El patronato realizará un informe sobre las situaciones de conflictos de intereses que se hayan podido producir y las medidas que se adoptaron para asegurar la objetividad de las decisiones o acuerdos decididos.
  • Dedicación e incompatibilidades

    La plantilla de la Fundación dedicará la capacidad profesional y el esfuerzo necesarios para el ejercicio de sus funciones. Se prohíbe la aceptación de cualquier tipo de ingreso o comisión de terceros ajenos a la Fundación y entidades participadas, así como el aprovechamiento de la posición que en cada caso se ostente en el sí de la Organización. No se admitirán obsequios ni atenciones que por su importe o valor puedan interpretarse, según criterios de normalidad y sentido común, como condicionantes de la decisión o pérdida de la independencia. Esta pauta deberá ser difundida entre usuarios, beneficiarios, colaboradores y proveedores en el objeto de evitar situaciones que erróneamente puedan ser interpretadas como descortesía.

  • Gestión patrimonial

    La gestión patrimonial, económica y financiera de Impuls deberá ajustarse a criterios de transparencia, uso responsable, sostenibilidad y proporcionalidad. Es exigible un detallado control de los gastos con la austeridad y la justa dimensión presupuestaria de las actividades que realice o promueva. La gestión de los recursos deberá de ser equilibrada, teniendo en cuenta el rendimiento, la prudencia y la viabilidad a medio y largo termino. En cuanto a la política de inversiones financieras, los excedentes de tesorería se invertirán atendiendo a principios de seguridad, rentabil8idad y liquidez. El Patronato debe aprobar y presentar, en relación con las inversiones financieras temporales que realice en el mercado de valores, un informe anual sobre el grado de cumplimiento del código de conducta que tienen que seguir las entidades sin ánimo de lucro, de conformidad con la normativa vigente o con lo que disponga la autoridad supervisora.

  • Disposición patrimonial

    La totalidad de los bienes que integren el patrimonio fundacional sólo podrán ser alienados o gravados a título oneroso y respetando las condiciones puestas por los fundadores o las personas que los aporten. Para cualquier disposición patrimonial se seguirá, en todo momento, la normativa y legalidad vigente. La realización de estos actos se hará constar en la memoria de cuentas anuales.

  • Relación con terceros

    La Fundación procurará, en la medida de lo posible, establecer relaciones con terceros -proveedores, colaboradores, usuarios y beneficiarios- que trabajen con valores cercanos a los que rigen su actividad, bajo criterios de calidad y de objetividad. Cualquier alianza operativa o estratégica con entidades o empresas se debe regir, además, por su valor social añadido, la cooperación eficiente y la aportación de conocimiento y sinergias en el ámbito de actuación de la Fundación. Para la selección de proveedores se valorará principalmente: calidad, precio, servicios adicionales y valor social que aportan. En todo caso, en el proceso de selección se debe garantizar la transparencia, la igualdad de trato y la ponderación objetiva, así como huir de relaciones de exclusividad que puedan dar pie a una vinculación personal desproporcionada. Se evitará toda relación económica o contractual en actividades contrarias a los derechos humanos reconocidos en los tratados internacionales o a los valores propios de la Fundación. Los programas de becas o ayudas al estudio se gestionarán conforme a criterios de racionalidad económica y de máximo servicio a los intereses generales dentro del ámbito territorial de actuación que le sean propios. Las relaciones con usuarios y beneficiarios que se establezcan en este sentido, deberán basarse en un conocimiento y procedimiento transparente, que evidencie los propósitos de las partes implicadas. En ningún caso el desarrollo de proyectos o la concesión de ayudas podrá hipotecar la independencia de Impuls.

  • Tratamiento de bienes, datos y documentos

    Todos los datos de carácter personal serán tratados de forma especialmente restrictiva, de manera que únicamente se obtendrán aquellos que sean necesarios. La captación, el tratamiento y la utilización de datos debe realizarse de forma que se garantice su seguridad, autenticidad y exactitud, el derecho a la intimidad de las personas y el cumplimiento de la normativa en materia de protección de datos de carácter personal. Los recursos, medios e instalaciones de la Fundación deben ser utilizados para atender y alcanzar el objeto al que se destinan y no para satisfacer necesidades particulares. Los documentos, material de soporte y otros recopilados durante el ejercicio de las funciones que son propias, deben ser conservados de manera diligente o, convenientemente destruidos si ya no van a tener ninguna utilidad para la Fundación y evitar así un uso indebido por parte de terceros.

  • Política retributiva

    La política retributiva estará regida por el principio de equilibrio entre moderación y estímulo, de manera que no pueda quedar comprometida su independencia. La retribución del personal en nómina resta sujeta a la máxima transparencia, con el desglose por conceptos, su carácter fijo o variable, incluidos incentivos, dietas, contra-prestaciones en especies, pensiones, seguros o cualquier otra condición de naturaleza retributiva, siempre bajo el respeto a los derechos adquiridos de los trabajadores, y el estricto cumplimiento de la normativa laboral vigente y, especialmente, por lo que recoge el Convenio de oficinas y despachos, aplicable. Su publicidad, en cuanto a extensión, detalle e individualización, se ajustará a los requisitos que la normativa aplicable en cada momento establezca.

8. GOBIERNO

El Patronato es el órgano corporativo que rige y es responsable máximo del gobierno y administración de la Fundación y actúa con carácter colegiado.

Sus miembros ejercen el cargo gratuitamente y desarrollan sus funciones en beneficio exclusivo de los intereses de la Fundación, con independencia de cualquier otro interés o finalidad que les pueda afectar, permaneciendo sujetas a la obligación de guardar secreto sobre las deliberaciones, acuerdos e información reservada a la que tengan acceso por razón de su cargo y resto de obligaciones establecidas en la Ley.

Se debe procurar que siempre que sea posible los patronos sean, entidades y personas relevantes en tareas profesionales en los ámbitos en los que se desenvuelva la actividad de la Fundación o que estén relacionadas y que puedan aportar conocimiento y sinergias en el ámbito de actuación de la Fundación, por el desarrollo de sus actividades o de los programas que se requieran.

9. MECANISMOS DE CONTROL

Atendiendo su carácter de fundación y de conformidad con la legalidad vigente, el control de Impuls lo lleva a cabo el Protectorado de Fundaciones de la Generalitat de Cataluña.

La actividad de la Fundación y los procesos y procedimientos necesarios para llevarla a cabo se desenvuelven bajo criterios de calidad, transparencia, no-discriminación, eficacia y eficiencia. También son funciones del Patronato las de orientar las actuaciones en caso de discrepancia sobre la aplicabilidad del Código, resolver conflictos que se puedan plantear en relación al mismo incluso preservando la confidencialidad debida, velar por la actualización de sus contenidos, promover el desarrollo de un comportamiento ético entre las personas sujetas.

10. VIGENCIA

El Código Ético y de Buen Gobierno, de la misma manera que las modificaciones que pueda tener en el futuro a propuesta del personal de la Fundación, entrará en vigor una vez haya sido aprobado por el Patronato de Impuls.

Se difundirá a través de la página web de la Fundación, y de su aprobación y contenido se informará al protectorado de la Generalitat de Catalunya.

11. CUMPLIMIENTO E INTERPRETACIÓN

El personal y miembros de los órganos de gobierno de Impuls vienen obligados a conocer este Código, a regirse conforme a sus pautas, a facilitar su difusión e implantación, a comunicar cualquier posible infracción del mismo de la que puedan tener noticia y a cooperar con cualquier investigación, auditoría interna o externa, que se realice.

Las comunicaciones sobre posibles infracciones, recomendaciones o las dudas que puedan surgir de su aplicación serán tramitadas al Patronato, a quien también le corresponde la interpretación del Código.

Descargar PDF Descarregar pdf